Aprovechando que hoy es el día mundial sobre la seguridad de la información, hemos decidido realizar una entrada respecto este tema, dándoos algunos consejos para que sea mas complicado a los piratas informáticos acceder a vuestro smartphone.

La seguridad de la información

La seguridad de la información es un concepto que hoy en día se debe considerar como elemental. Sin ella, cualquier persona podría acceder a nuestra vida privada digital, bien sean fotos que hemos realizado, contactos, conversaciones con tu pareja,… Lo ideal es que cualquier dispositivo que tengas con acceso a Internet, bien sea tablet, ordenador o teléfono móvil, ha de tener su sistema de seguridad.

Hoy en día todos tenemos un teléfono móvil, con el que accedemos a redes sociales, mantenemos conversaciones con gente de nuestro entorno, escribimos la lista de la compra o buscamos vuelos baratos para nuestro próximo viaje. Cualquier tipo de violación a esa intimidad es un delito tipificado en el artículo 197 del Código Penal, que fue reformado en el año 2015 para adaptarse a estas llamadas “nuevas tecnologías”.

Así, podemos encontrar delitos como:

  • La intrusión informática (197 bis, apartado 1.º), que castiga acceder o facilitar a otro el acceso a sistemas de información aunque no se acceda a los datos en sí con penas de prisión de seis meses a dos años.
  • La interceptación de transmisiones de datos informáticos (197 bis, apartado 2.º), que castiga el empleo de métodos para captar datos privados en transmisiones informáticas con pena de prisión de tres meses a dos años o multa de tres a doce meses.
  • La producción o facilitación a terceros para cometer los anteriores delitos (197 ter), que penaliza la creación de programas o instrumentos para su comisión con pena de prisión de seis meses a dos años o multa de tres a dieciocho meses.
  • Delitos ya existentes anteriormente y relacionados con la propiedad intelectual e industrial (170 y ss.), que castigan, “cualquiera que sea el medio y soporte”, el plagio, la reproducción, la distribución, la comunicación pública o prácticas similares que supongan la puesta a disposición del contenido en cuestión sin consentimiento del titular y con fines lucrativos, con penas de prisión de seis meses a cuatro años, y multa de doce a veinticuatro meses.

 

Dispositivos más usados para acceder a Internet.
Dispositivos más usados para acceder a Internet.

Tipos de seguridad.

Existen tres tipos de seguridad para los dispositivos móviles, que son extrapolables a la tablet y ordenadores personales.

Física

Al cambiar un teléfono móvil por otro, hay que asegurarse de eliminar todo el contenido personal de las memorias. Así se evita exponer la confidencialidad del usuario y la de sus contactos.

Aplicaciones y Sistemas operativos

Existen miles de aplicaciones que prometen ciertas características. Saber quien ha visto tu página de Facebook, quien te tiene bloquead@ en alguna red social e incluso que te salte algún tipo de aviso si esa persona que te gusta se acaba de conectar al Whatsapp, etc, son algunas de las propiedades e internamente están captando información personal tuya. Puede ser información básica como edad y aficiones, para luego mandarte publicidad no deseada, comunmente llamda SPAM. También puede que estén geolocalizando tus movimientos y sepan tus horarios de trabajo/gimnasio. De ese modo pueden acceder a tu vivienda sabiendo a ciencia cierta que no vas a estar en casa.

Algunas recomendaciones para evitar este tipo de problemas.

  • Instalar aplicaciones y Software en páginas oficiales. Play Store en Android, Apple Store en IOS o Microsoft Store en Windows Phone.
  • Instalar y mantener actualizado algún antivirus. AVG, Kaspersky, McAfee son tres de multitud de opciones que tienes disponibles.  Hay gratuitos, pero siempre puedes optar por uno de pago. Si te parece caro algún antivirus, piensa que precio le das tú a tu información y privacidad.
  • Usar aplicaciones como  deepfreeze Software, que permite el reinicio y restauración del sistema en plataformas Microsoft Windows, Mac OS X y Linux. Con el fin de evitar daños causados por programas maliciosos.
  • Apagar el móvil por la noche cuando no está siendo utilizado. Ya que los ataques a los sistemas pueden ocurrir cuando el usuario no está al tanto de ello.
  • Usar el GPS del móvil solamente cuando sea necesario. Abre tu Google Maps del móvil y en el menú de arriba en las tres rallitas, pincha sobre Tu cronología. Ahí verás dónde ha estado tu móvil, y por lo tanto, tú. Si el mismo Google es capaz de localizar esos movimientos, un ataque de malware podría dar esa información a terceros.
  • Cancelando suscripción a terceros. Una llamada a tu compañía telefónica para cancelarlo, hará que puedas llegar a ahorrarte varios euros en SMS que realmente tú no has realizado a páginas de suscripciones VIP.
  • Mantener actualizadas todas las aplicaciones de tu móvil/tableta/ordenador. Algunas actualizaciones no son mejoras de usabilidad o características. La mayoría de las veces son para resolver fallos de seguridad y reparar vulnerabilidades.

    Sin un sistema de seguridad, nuestros dispositivos están expuestos a los demás.
    Sin un sistema de seguridad, nuestros dispositivos están expuestos a los demás.

Control de accesos y almacenamiento de datos

El almacenamiento de datos ha de ser también algo básico en la seguridad de la información de nuestros dispositivos. Realizar copias de seguridad de manera periódica nos ayudará a ahorrarnos disgustos a corto, medio y largo plazo.

  • Usar contraseñas alfanuméricas, patrón o PIN para el acceso y tras la inactividad de los dispositivos. Si nuestro smartphone tiene opción de huella dactilar, es una de las mejores opciones de seguridad.
  • Evitar proporcionar información financiera y personal vía correo electrónico, conversaciones telefónicas o por SMS.
  • Activar la encriptación de datos y cifrado de memorias SD.
  • Hacer copias de seguridad para restablecer el sistema en caso de fallos o pérdidas de información.
  • Usar servicios de localización online, para permitir el borrado de datos en caso de robo o extravío.
  • Utilizar aplicaciones de almacenamiento de datos online, como Dropbox o Google Drive.

Estas son algunas de las maneras que os ofrecemos para que la seguridad de la información sea casi infalible. De todos modos, el sentido común suele ser la mayoría de las veces el mejor aliado para la seguridad. En caso de duda, no descargues esa aplicación que tanto promete. Si no estás segur@ de algo, no lo hagas.

Si crees que has sido víctima de algún ataque de este tipo, puedes ponerte en contacto con nuestro bufete para denunciarlo. 96 064 26 33 (Valencia) 640 750 241 (Málaga)

¿Usas algún otro método de seguridad en tu móvil? ¿Cuál?