Concurso de acreedores como consecuencia económica del COVID-19

En atención a la difícil situación en la que se encuentran múltiples empresas, las personas físicas que ofrecen sus servicios en calidad de
autónomos, o bien personas físicas a título personal, derivada de la pandemia COVID-19, que ha dado lugar a la declaración del estado de alarma y su consiguiente suspensión de cualquier tipo de actividad laboral o generadora de ingresos, los anteriores han visto notablemente mermada su capacidad económica, impidiendo que por falta de recursos puedan hacer frente a las distintas obligaciones de pago con las que
cuentan.

Existe ante estas situaciones una figura legal que nos permite la liberación de esta carga tan pesada, el llamado CONCURSO DE ACREEDORES.

Este tiene como objetivo principal que el deudor insolvente que carece de medios para efectuar los pagos de los distintos acreedores a los que esta obligado en condiciones normales, satisfaga los mismos en la medida
de sus » nuevas posibilidades».
No obstante, también opera como una solución de segunda oportunidad y como una herramienta de protección social.

Se trata de un mecanismo ofrecido por nuestra legislación que garantiza el cobro de deudas por parte de los acreedores en igualdad de
condiciones, sin que el primero en reclamar y satisfacer su cobro pueda perjudicar al resto, del mismo modo que, se logra una protección del deudor sin que se le puedan ocasionar perjuicios personales.

Con este método lo que se pretende es que la empresa o persona perjudicada pueda continuar con su actividad económica, sin que se llegue a la quiebra. Permitiendo que tanto personas físicas puedan acudir a los tribunales de primera instancia, o bien, empresas puedan
acudir a la jurisdicción mercantil para la resolución de sus problemas.

Mediante el proceso judicial correspondiente, se pretende albergar​ un acuerdo con los acreedores a fin de que se establezcan reducciones de la deuda pendiente, o bien​ el aplazamiento en el tiempo del pago de las
cantidades que adeudan, con el objetivo de evitar la liquidación del patrimonio del deudor o, que se lleve a cabo una liquidación
ordenada de su patrimonio, asegurando el pago de los acreedores en el orden que determina la ley.

Para cualquier duda que tengan, no duden en ponerse en contacto con nosotros bien por mail a consultas@themisabogadosvalencia.es o por los teléfonos de contacto 96 064 26 33 o al 640 630 307

Sobre el autor

Themis

Bufete de abogados expertos en todas las ramas de la abogacía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.