Echando mano de hemeroteca digital, hemos sacado el artículo que OKDiario realizó en los inicios del tema de Carrefour Express. Podéis leer la noticia a continuación o bien pinchando en el enlace aquí.

Puede que también te interese:

La compañía francesa Carrefour está en el punto de mira judicial por presunta Estafa a sus franquiciados.
La compañía francesa Carrefour está en el punto de mira judicial por presunta Estafa a sus franquiciados.

La Noticia

El Juzgado de Instrucción nº11 de Madrid investiga a Carrefour por “estafa, amenazas y coacciones”

El juzgado de Instrucción número 11 de Madrid ha iniciado diligencias previas contra Carrefour, Grup Supeco Maxor y Supermercados Champion por considerar que existen indicios de que estas cadenas de distribución comercial han cometido estafa y pueden ser culpables de un delito de amenazas y coacciones.

Según el auto dictado por el magistrado Juan Javier Pérez, al que ha tenido acceso OKDIARIO, se tomará declaración a representantes de las citadas empresas en el proceso de diligencias previas por el que se incoa al Ministerio Fiscal a que investigue los hechos denunciados en la querella presentada por el antiguo jefe de Carrefour en Gayá y ex franquiciado Manuel Ramírez.

El afectado explica a OKDIARIO que ya no tiene intención de recuperar el dinero, sino de que la cadena le de una explicación: “Lo perdí todo. Yo sólo saber por qué me han hecho esto. Me han dejado con el culo al aire y sin un duro. Suerte que tengo una familia a la que tendré que pagar en otra vida, porque ya tengo 54 años”.

Además, Ramírez asegura que uno de sus objetivos en este litigio contra la cadena es que no se produzcan más casos como el suyo: “El dinero ya no me importa, me importa mi dignidad y que compañeros míos no piquen como piqué yo”.

Descuadre de números

“A mí los números no me cuadraban las ventas eran un 50% menos de lo que me habían dicho. Perdía 7.000 u 8.000 euros al mes hasta que al año y medio ya no podía pagar. Estuve meses diciendo que quería vender y ellos me convencían para que no o hiciera. Una vez pasaron los dos años, cuando ya no les debes el aval, te cortan el suministro porque no les puedes comprar a otros”, asegura el ex franquiciado.

“Lo que más hunde es que te lo hagan tus propios compañeros con los que has trabajado durante 30 años”, lamenta Ramírez en relación a las amenazas de corte de suministro que recibió cuando su situación se volvió insostenible.

El afectado explica que “el negocio se hace con los proveedores” en función del espacio donde se venden los productos: “Pero yo no tenía esa ventaja porque esa diferencia se la llevaban ellos”.