¿CÓMO PODEMOS CUANTIFICAR LO QUE SE DEBE ABONAR COMO PENSIÓN DE ALIMENTOS?

Como bien decíamos en nuestra anterior publicación, cuando se produce una separación matrimonial en la que los cónyuges tienen hijos, es deber del progenitor no custodio (es decir, aquel que NO tiene la custodia de los menores) el pago de la pensión de alimentos. También tiene la obligación de contribuir en los gastos de sustento, habitación, vestido y asistencia médica de los menores. Calcular el abono de la pensión de alimentos es algo primordial para que a los hijos no les falte de nada.

Calcular el abono de la pensión de alimentos es algo necesario, ya que de ello depende el bienestar de nuestros hijos
Calcular el abono de la pensión de alimentos es algo necesario, ya que de ello depende el bienestar de nuestros hijos

Seguramente te interese también

Cálculo del abono

La pregunta aquí es clara: ¿cómo podemos cuantificar lo que se debe abonar en este concepto? La respuesta la encontramos en el artículo 146 del Código Civil, que nos explica que “la cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”.

En este sentido se pronuncia el Tribunal Supremo en su Sentencia 568/2015, de 2 de marzo, que establece que:

“El interés superior del menor se sustenta, entre otras cosas, en el derecho a ser alimentado y en la obligación de los titulares de la patria potestad de hacerlo “en todo caso”, conforme a las circunstancias económicas y necesidades de los hijos en cada momento, como dice el artículo 93 del Código Civil , y en proporción al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe, de conformidad con el artículo 146 CC . Ahora bien, este interés no impide que aquellos que por disposición legal están obligados a prestar alimentos no puedan hacerlo por carecer absolutamente de recursos económicos […]”.

Cómo puede afectar la concesión de una ‘beca comedor’ a la pensión

Puede darse la situación en que los hijos resulten beneficiarios de una beca ‘comedor’ o similares.

En estos casos, es posible que el alimentante (o sea, el obligado al abono de los alimentos) pretenda que la cuantía de la pensión se vea reducida, puesto que la beca concedida va a aliviar la carga económica que conlleva el sustento del alimentista (es decir, el receptor de los alimentos).

El interesado en la rebaja de la pensión debe instar el correspondiente procedimiento de modificación de medidas. Esto es así porque el Juez no entra de oficio a introducir variaciones sobre lo establecido por Sentencia.

Si queda acreditado que la beca recibida constituye una cuantía suficiente para compensar los gastos, cabe la posibilidad de que se estime la solicitud y se disminuya la pensión de alimentos.

Mínimo vital

Además, el Tribunal Supremo ha ido definiendo en los últimos tiempos lo que se conoce como mínimo vital. Este concepto engloba aquello que se considera necesario e imprescindible para el adecuado mantenimiento del menor. Se estima que una pensión de alimentos que satisfaga de manera efectiva los gastos que el cuidado de un menor requiere entre 150 y 200 euros. Se pueden dar excepciones dependiendo de cada caso y de factores como los ingresos económicos del obligado a abonarla.

Aunque los cónyugues se hayan divorciado, los niños deben disfrutar de un desarrollo correcto. La pensión de alimentos ayuda a esta causa.
Aunque los cónyuges se hayan divorciado, los niños deben disfrutar de un desarrollo correcto. La pensión de alimentos ayuda a esta causa.

 

Formulario para estimar la cantidad de la pensión de alimentos --> http://bit.ly/2hPibbw Clic para tuitear

En éste enlace encontramos un formulario que calcula, dependiendo de cada caso, y siempre de manera ESTIMATIVA por población en España cuanto se debe pagar/percibir por la pensión de alimentos.